top of page
Florencio.PNG

Florêncio Anton Neto

Estudiante de Doctorado en Difusión del Conocimiento por la UFBA, Maestría en Educación por la UNASP-EC. Licenciado en Pedagogía - Faculdades Integradas Ipitanga (2005), graduado en Enfermería por la Faculdade Regional da Bahia - UNIRB (2010) y graduado en Psicología por UNIFTC (2022). Especialista en Oncología, Tanatología y Cuidados Paliativos.

Florencio es docente universitario, psicólogo extensionista de la UNIFTC, pedagogo voluntario del CMAN e investigador en Filosofía e Historia de la Educación del Grupo AGOGE/UNASP. Tiene interés y experiencia en las áreas de Enfermería, Cuidados y paliativos, Educación y Espiritualidad, Educación y Enfermería, Filosofía y Educación, Formación del Profesorado y Espiritualidad, trabajando principalmente en los siguientes temas: cuidados paliativos, duelo, espiritualidad y enfermería, espiritualidad, filosofía y educación, prácticas integradoras en salud, psicología y espiritualidad, psicooncología.

Autor de los libros: (2019), (2021), y autor o coautor de numerosos artículos científicos, entre los que destacamos A enfermagem frente ao processo de morte e morrer: uma reflexão em tempos de Coronavírus, , v. 10, p. 01-10, 2020.

Florencio Antón nació en noviembre de 1973 en la ciudad de Salvador (Bahía). Desde su primera infancia estuvo en contacto con los espíritus. Una de estas entidades solía advertirle de sus fechorías y le ayudaba como guía familiar. Cuando tenía 14 años fue iniciado en el Espiritismo después de una batalla para comprender los múltiples fenómenos que ocurrían en su presencia. Buscó respuestas a la videncia, experiencias extracorporales, efectos físicos y otros sucesos con los que estaba asociado, ya que siempre ocurrían a su alrededor. En ese momento, participó de numerosas actividades del GFLM (Grupo da Fraternidade Leopoldo Machado) y estuvo en contacto con el pensamiento de Allan Kardec, León Denis, Emmanuel y muchos otros autores espíritas.

Sus dotes psíquicos surgieron rápidamente en sesiones especiales de psicografía, psicofonía y clarividencia. Su primera manifestación artística ocurrió el 21 de diciembre de 1990 y fue dirigida por Manoel M. Canuto Oliveira, ingeniero civil y experto en fenómenos psíquicos. Por la noche, los espíritus lo invitaron a concentrarse y orar ante varios carteles y lápices, con los que realizó bocetos de buena calidad. Sin embargo, en estado normal, Florencio nunca mostró habilidad para dibujar. Su mediumnidad mejoró entonces considerablemente y hoy se dedica por completo a la pintura. Sus demostraciones públicas incluyen “sesiones de pintura” especiales realizadas no sólo en Brasil, sino en muchos otros países como Bélgica, Francia, Inglaterra, Italia, España, Alemania y otros. Suele pintar con los ojos cerrados y, dependiendo del tamaño del cuadro, el tema y el autor, Florencio terminaba un cuadro entre 3 y 20 minutos. También pintaba ya con los pies, en la oscuridad, con las dos manos al mismo tiempo y dos lienzos en posiciones invertidas. Desde 1990 ha producido más de 30.000 pinturas bajo la dirección de más de 110 autores incorpóreos de distintas nacionalidades.

 

El propósito social de las obras de Anton

Florencio Anton apoya obras de caridad en la ciudad de Salvador con los ingresos generados por las pinturas. El Grupo Espírita Scheilla (GES) es la fundación espiritista fundada por Florencio en 1999 (junto con Sidney Rocha y Ana M. Lima) que ofrece una variedad de servicios pedagógicos y psicológicos gratuitos para ayudar a las familias y niños pobres de Salvador. Como institución espírita, el GES gestiona la Comunidade Maria de Nazaré (CMAN o Comunidad María de Nazaret). Cabe mencionar que Florencio se sustenta únicamente en su trabajo como maestro y terapeuta ya que él, como espiritista, no puede utilizar el dinero generado por la venta de las pinturas para su propio uso.

bottom of page