Amélie Boudet

El 6 de febrero de 1832, firmaba el acta de matrimonio con su amado Hippolyte. Amélie Boudet era nueve años mayor que su marido, pero era tal su jovialidad física y espiritual que aparentaba la misma edad.

Cuando el profesor Rivail fundó en París un Instituto Técnico, con orientación esencialmente pestalozziana, su esposa Amélie prestó su imprescindible cooperación. Mientras tanto, un hecho inesperado sucedió en la vida del matrimonio: la escuela que fundaron fue obligada a cerrar. Ante esta pequeña crisis, Amélie, altamente comprensible, resignada y con coraje, contribuyó con ahínco en la preparación de cursos gratuitos que organizaban en la propia residencia familiar, y que funcionaron sin descanso entre 1835 a 1850. El profesor Rivail, mientras tanto, encontró trabajo como contable, en establecimientos comerciales de la ciudad.

A mediados de 1855, Amélie pasó a acompañar a su esposo en las investigaciones de las mesas giratorias. Se convirtió en ayudante de Kardec cuando éste se propuso escribir las majestuosas obras de la codificación espiritista, dándole el apoyo y el valor necesario para llevar a término la grandiosa tarea.

En la noche del 18 de abril de 1857, se produjo el lanzamiento de El Libro de los Espíritus. La dedicación de Amélie hizo que aquella reunión alcanzase un gran éxito.

El 1 de enero de 1858, Kardec lanzó La Revista Espírita, contando para ese evento con el apoyo exclusivo de su esposa, quien pasó a dirigirla tras el fallecimiento del codificador.

Transcurridos pocos meses tras la muerte de su esposo, con el deseo loable de contribuir para la concreción de los planes de futuro que el gran maestro había proyectado, Amélie decidió contribuir anualmente a la “Caja General del Espiritismo”, una especie de fondo de ayuda para el movimiento, con los excedentes de la venta de las publicaciones de Kardec. Comparecía a todas las reuniones a las que era invitada, y todos los años presidía la reunión conmemorativa del Día de los Muertos, en la que varios médiums recibían mensajes del más allá, y varios oradores hacían uso de la palabra.

Con el concurso de amigos y admiradores, fundó también la Sociedad Anónima de Espiritismo, que más adelante denominó Sociedad para la Continuación de las Obras Espiritas de Allan Kardec,  en el día 18 de octubre de 1873.

Amélie Gabriel Boudet falleció dulcemente, con lucidez, con aquella graciosa y amable sonrisa que siempre brilló en sus labios, el 21 de enero de 1883, a las cinco de la mañana de París.

Amélie-Gabrielle Boudet, a quien Kardec llamaba cariñosamente Gabi, fue la hija única de Julien-Louis Boudet y de Julie-Louise Seigneat de Lacombe, nacida en Thiais, a pocos quilómetros al sur de París , el 23 de noviembre de 1795.

Estudió y se diplomó en Magisterio en la primera Escuela Normal de París, entidad que funcionaba siguiendo los principios delineados por Pestalozzi. Más tarde se convirtió en profesora de Letras y Bellas Artes, poetisa y pintoraEscribió tres obras: en 1825,  Cuentos Primaverales; en 1826, Nociones de Diseño, y en 1828,  Lo Esencial en Bellas Artes.

  • Facebook
  • YouTube
  • Instagram

©2020 Grupo de Estudios Espíritas Allan Kardec